sábado, 5 de noviembre de 2016

Rams (El valle de los carneros) - Grímur Hákonarson (2015)

Rams, El valle de los carneros, Grímur HákonarsonTítulo original - Hrútar (Rams)
Año - 2015
Duración - 93 min.
País - Islandia
Director - Grímur Hákonarson
Guión - Grímur Hákonarson
Música - Atli Örvarsson
Fotografía - Sturla Brandth Grøvlen
Montaje - Kristján Loðmfjörð
Producción - Grímar Jónsson
Productora - Coproducción Islandia-Dinamarca-Noruega-Polonia; Aeroplan Film / Film Farms / Netop Films / Profile Pictures
Género - Drama / Familia, Vida rural
Reparto - Sigurður Sigurjónsson, Theodór Júlíusson, Charlotte Bøving, Jon Benonysson, Gunnar Jónsson, Þorleifur Einarsson, Sveinn Ólafur Gunnarsson, Ingrid Jónsdóttir, Jörundur Ragnarsson, Viktor Már Bjarnason, Jónas Sen, Jenný Lára Arnórsdóttir


Grímur Hákonarson es el guionista y director responsable de este sorprendente drama que nos cuenta las vicisitudes de dos hermanos dedicados a la cría de ovejas, que viven en un pequeño valle de Islandia. Nominada por Islandia para competir en los Oscars a la mejor película extranjera, destaca en ella la escasez de diálogos, algo que no impide que asistamos a un espectáculo hermoso y entretenido, capaz de engatusar al espectador desde el primer momento. Arriesgada propuesta que obtiene magníficos resultados, ideal para los amantes de las historias minimalistas. Un fiel retrato de la vida rural de la zona que merece la pena disfrutar.

Rams, El valle de los carneros, Grímur Hákonarson

Sinopsis: En un remoto valle de Islandia, los hermanos Gummi (Sigurður Sigurjónsson) y Kiddi (Theodór Júlíusson) que viven uno frente al otro con la sola compañía de sus rebaños, pero no se hablan desde hace más de cuarenta años, deberán intentar sobrevivir a una grave enfermedad que amenaza con acabar con sus rebaños de carneros, al igual que con el resto de animales similares que son criados en el mismo valle.

Rams, El valle de los carneros, Grímur HákonarsonEl director: Grímur Hákonarson es un guionista y director islandés nacido en 1977.

Debutó en el 2002 con el documental Varði Goes Europe, tras el que dirigió los cortometrajes Slavek the Shit (2004) y Wrestling (2007). Su debut en la gran pantalla se produjo en 2010 con la comedia fantástica Summerland (Sumarlandið), tras la que dirigió el documental A Pure Heart (Hreint hjarta) (2012), su último trabajo anterior a Rams (El valle de los carneros), el primero del que yo tengo conocimiento. Por ella ha ganado los premios a la Mejor película en Un Certain Regard (Festival de Cannes) y la Espiga de Oro (Festival de Valladolid - Seminci), además de ser nominada a Mejor película en los Premios del Cine Europeo y representar a su país en la carrera por los Oscars, aunque no estuvo en la gala final.

La película: Muy de vez en cuando aparece ante nuestros ojos un trabajo como Rams (El valle de los carneros), que sin hacer excesivo ruido, ni llamar demasiado la atención, es capaz de utilizar su sencillez y efectividad para ganarse un hueco en nuestras mentes y nuestros corazones, volviendo a demostrar que lo verdaderamente importante en el mundo del cine es tener algo interesante que contar y hacerlo de la forma correcta. Es comprensible que su premisa inicial no sea excesivamente atrayente para una gran parte del público, incapaz de hacerse a la idea de que una historia tan sencilla pueda resultar entretenida, pero si le dan una oportunidad y deciden adentrarse en su pequeño valle, existen muchas opciones de que se lleven una grata sorpresa.

Rams, El valle de los carneros, Grímur Hákonarson

Y es que si nos paramos a analizarla detenidamente, nos daremos cuenta de que estamos ante una historia mil veces contada, aunque normalmente en un contexto muy diferente, la de una enemistad entre dos personas que viven en un mismo lugar, que dura ya demasiado tiempo como para tener claro el porqué comenzó y, por supuesto, como para que cualquiera de los afectados sea capaz de dar su brazo a torcer. En este caso se trata de dos hermanos nacidos, criados y que continúan viviendo en el mismo valle, uno frente al otro, a una distancia suficiente como para no estar obligados a tener contacto, pero suficientemente cerca como para que el otro deje de ser parte fundamental en sus vidas.

Mas de cuarenta años hace ya que dejaron de dirigirse la palabra, siendo además ambos solteros y no teniendo mas que la compañía de sus carneros y las escasas visitas que reciben de algún que otro vecino. Si la vida en un lugar así resulta bastante solitaria de por si, en estas condiciones hace que el contacto, aunque sea de forma solo visual, no se llegue a perder nunca. En fin, no quiero extenderme mas en los detalles y mostrar alguno que turbe la experiencia si deciden disfrutarla. El guión escrito por el propio Grímur Hákonarson utiliza con habilidad la situación para mostrarnos la vida de sus protagonistas. Los diálogos, como entenderán, no son precisamente los principales protagonistas de este trabajo, aunque han de saber que esto no implica ni que el ritmo de la historia sea bajo o que esta llegue a ser monótona en ningún instante. Este es uno de los grandes aciertos de su creador, la capacidad de contar una historia de enorme interés en la que las imágenes dominen en todo momento.

El resto de apartados cumplen de sobra con su cometido, como la fotografía de Sturla Brandth Grøvlen (Victoria, Shelley, I Am Here), que además de mostrarnos la tremenda belleza del lugar, se permite el lujo de hacerlo de forma brillante en muchos momentos. Del montaje es responsable Kristján Loðmfjörð (Svartur á leik, Á annan veg, París Norðursins), que realiza un trabajo efectivo que nunca tiene la intención de ser el protagonista. Por su parte, la banda sonora es obra de Atli Örvarsson (Hansel y Gretel: Cazadores de brujas, En el punto de mira, Babylon), compuesto por 14 temas, de los que 11 de ellos son obra del compositor. Muy apropiada y utilizada con lógica.

Rams, El valle de los carneros, Grímur Hákonarson

Si dirigimos la mirada hacia su reparto, a la cabeza del mismo tenemos a Sigurður Sigurjónsson en el papel de Gummi, uno de los dos hermanos junto al que conoceremos y seguiremos la historia. El papel del otro, llamado Kiddi, es interpretado por Theodór Júlíusson. La labor de ambos es efectiva y enormemente meritoria, personalizando en sus personajes a la perfección la forma de vida y el carácter de las gentes de un lugar así. El resto del reparto cumple también con un nivel bastante bueno, encontrando en el nombres como Charlotte Bøving, Jon Benonysson, Gunnar Jónsson, Þorleifur Einarsson, Sveinn Ólafur Gunnarsson, Ingrid Jónsdóttir o Jörundur Ragnarsson, entre otros.

Conclusión: Rams (El valle de los carneros), conocida en otros países como Rams: la historia de dos hermanos y ocho ovejas o simplemente Rams, es un trabajo que me ha sorprendido bastante. Resulta difícil de imaginar que una historia de soledad que transcurre en un lugar como este, resulte tan atractiva y amena, dado resultados muy diferentes a lo que uno imagina antes de disfrutarla. Cine ideal para los amantes de las historias sencillas, que no aburridas o insulsas, que permite a su guionista y director hacer un complejo estudio de como somos los seres humanos. Para mi un trabajo muy recomendable, que puede que les sorprenda como hizo conmigo. Sean felices, que no es poco.


Rams, El valle de los carneros, Grímur Hákonarson

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

4 comentarios:

  1. ¡Hola! Vengo de la iniciativa Seamos Seguidores a través de la cual he conocido tu blog. Ya te sigo y tengo que decir que me encanta así que me tendrás seguido por aquí. Te dejo el link de mi blog por si quieres pasarte y seguirme de vuelta: http://booksxland.blogspot.com.es/
    Saludos xxL.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Yo tambien participo en la iniciativa Seamos Seguidores y ya te sigo :) Mi blog es www.breathingathousandwords.blogspot.com, te espero por allí

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...